Wikileaks y los ovnis

wikileaks y los ovnisDe un tiempo a esta parte las filtraciones que han tenido lugar a través de Wikileaks, han dado mucho de qué hablar sobre todo dentro del mundo del misterio. Y es que la organización que aún a día de hoy controla Julian Assange ha sacado a la luz numerosos documentos que ponen en en jaque a un buen número de gobiernos de medio mundo.

Sin embargo, uno de los temas que más controversia está levantando es el relacionado con los objetos voladores no identificados. Un tema del que se tienen unos documentos, los cuales, según muchos expertos en el tema, podrían significar la presencia en los cielos de objetos que escapan a todo nuestro conocimiento.

El último documento filtrado y que trae de cabeza tanto a los ufólogos como a los teóricos de la conspiración es uno en el que se asegura que en el año 1975 un objeto esférico, de procedencia desconocida, impactó contra la localidad sudafricana de Joubertina. En dicho documento se puede ver la hora del impacto, las 08:57 así como la clasificación de secreto que se le dio en un principio.

El estudio de este documento mantiene enfrentados a los escépticos y a los que abrazan sin ningún tipo de miramientos las teorías de los ovnis. Para los primeros, y sustentándose en la base de conocimiento que tenemos a día de hoy, aseguran que esta esfera, que ya se ha dejado ver en más de una ocasión a lo largo de la historia, no es otra cosa que una parte de un satélite denominada por la NASA como Compossite Overwrapped Pressure Vessels.

Mientras, para el segundo grupo, es la evidencia que estaban buscando para corroborar la existencia de una inteligencia superior, y proveniente de otro planeta, la cual, hace acto de aparición en la Tierra en determinadas ocasiones para, según ellos, transmitir algún tipo de mensaje o realizar algún tipo de estudio.

Sea como fuere, lo único claro es que con los documentos encima de la mesa, así como con las explicaciones más racionales, el asunto aún está lejos de despejarse. Se tendrá que esperar a nueva documentación para tener una idea clara y sin fisuras sobre qué es lo que se dejó ver en los cielos de Joubertina aquel día de 1975. ¿Un ovni? ¿Un resto de un satélite y, en consecuencia, algo completamente humano? Esperemos que el tiempo, y la ciencia, arrojen luz a todo este asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *