soñar con un perro

Soñar con un perro

Dentro del mundo onírico de los sueños hay pocos en los que las interpretaciones puedan ser tan variadas como en el caso de soñar con un perro. Y es que dependiendo de la acción que estemos llevando nosotros a cabo con el perro así como de la actitud del mismo, la interpretación de nuestro sueño puede variar significativamente. Es por ello por lo que nos hemos decantado por ofrecer los casos más comunes dentro de este particular sueño.

soñar con un perroEn primer lugar, y es que esto es lo más habitual, podemos soñar con estar en compañía de un perro con el cual estamos jugando y al cual le estamos profesando caricias y mimos. Si es así, debemos estar tranquilos en el momento en el que nos despertemos ya que esto quiere decir que en nuestro día a día no solo veremos recompensados nuestros esfuerzos a nivel laboral sino también dentro del económico. Sin embargo, si es perro con el que estamos tratando de pasar un buen rato no reacciona como queremos y nos responde con un ladrido intenso, por el contrario, debemos estar alerta ya que puede querer decir que en breve recibiremos una noticia que no va a ser muy de nuestro agrado, la cual, nos va a hacer atravesar serias dificultades.

No obstante, ahora llegamos al momento de las matizaciones. Y es que del mismo modo que podemos soñar con un perro, el sueño también puede ser con una perra. Así es. Y las connotaciones, como ahora pasamos a detallar, aunque pueda parecer mentira, son bien distintas. Hasta tal punto son distintas que el hecho de soñar con una hembra es signo de buen augurio. Un buen augurio que puede desembocar en una etapa de nuestra vida muy tranquila y en la que el relax y la paz interior pueden ser las protagonistas.

Por último, hay que tener muy en cuenta lo que puede suceder cuando soñamos con un perro que no es nuestro. Porque, si se da el caso de que soñamos con un perro vagabundo esto puede querer decir, o al menos eso es lo que se desprende de la propia experiencia, que en breve recibiremos ayuda de alguien o bien desconocido para nosotros o bien con el que frecuentamos poco. En cualquiera de los dos casos la ayuda que recibiremos por su parte será totalmente desinteresada por lo que podemos considerarla como una ayuda positiva en la que el altruismo está muy presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *