polstergeist

Poltergeist

Cuando hablamos de Poltergeist hablamos de cine de terror, hay algunas películas que, independientemente del tiempo que lleven en escena, siempre tendrán un lugar en nuestro cerebro primario. Un lugar del que parecen emerger en el momento más inoportuno para infundirnos esos miedos de los que un día fueron protagonistas.

Poltergeist

Una de esas cintas es de la que vamos a hablar a continuación. Y es que Poltergeist, a pesar de tratar un tema muy utilizado en el cine como es el de las casas encantadas, recrea como nadie ese miedo ancestral que se tiene a lo desconocido. Un miedo, una sensación de angustia que se ve multiplicada gracias a su protagonista. ¿O es que hay algo más terrorífico que una niña pequeña siendo objeto de sucesos paranormales?

Como decimos, la trama de este film gira en torno a las vivencias que la familia Freelings tienen en su domicilio anclado en un barrio de Califronia. Unas vivencias que en principio no tienen nada de particular hasta que la más pequeña de la casa, Carol Anne, es testigo de una extraña conexión con el más allá. Una conexión que se produce a través del televisor que la familia tiene instalado en su salón.

poltergeist la pelicula

Será a partir de entonces cuando la familia de la pequeña Carol Anne, convencidos de los sucesos que están ocurriendo en su domicilio, deciden pedir ayuda a un grupo de parapsicólogos que tratarán de encontrar una explicación a todo lo que está sucediendo. Porque los fenómenos poltergeist no solo están afectando al inmueble sino que, además, hacen que la vida de la pequeña de la casa peligre en más de una ocasión.

Sucesos paranormales, mediums y una niña pequeña. Poltergeist tiene todos los elementos para convertirse, y de hecho así ha sido, en una película incombustible y que perdurará durante muchos años en la retina de aquellos que quedaron atrapados por el mensaje de llamada que, desde el más allá, hacían a Carol Anne. Porque a pesar de ser un tema muy recurrente, la agilidad de la narración, los efectos especiales y la actuación de la joven, son aspectos suficientes para calificar esta cinta como de sobresaliente dentro del género de terror.

De hecho, se puede decir, sin temor a equivocarse, que las sucesivas películas que tienen como protagonista un enclave encantado, han bebido sin ningún pudor de las influencia de Poltergeist. Unas influencias que, gracias a la maestría de Steven Spielberg, continúan vigente a pesar de que se estrenase en el año 1982. No obstante, esta extensa reseña no podría terminar sin antes hacer alusión a la extraordinaria banda sonora compuesta por Jerry Goldsmith. Uno de los compositores de cabecera del director de la película que nos ocupa en estos momento.

Si quieres pasar casi dos horas pegado a tu sillón, con el corazón en un puño, sin saber lo que va a suceder y si además quieres sentir un escalofrío recorrer tu cuerpo cuando termines de ver la cinta y tengas que irte a dormir, no lo dudes, Poltergeist es tu película.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *