fuegos fatuos, luces fantasmales

Fuegos fatuos

Hay un fenómeno muy curioso que se ha presentado en diversas partes del mundo, y aún en la actualidad puede observarse en algunos lugares. Se trata de los fuegos fatuos, unas luces danzantes que hacen presencia sin ninguna causa aparente en campos, lagos y muchos sitios exteriores. A pesar de que los científicos han llegado a la conclusión de que su origen proviene de la descomposición emitida por elementos como el metano y la fosfina, todavía es un misterio el porqué se mueven y aparecen de un lado a otro.

Los fuegos fatuos en la antigüedad

Las creencias antiguas están fuertemente asociadas con este fenómeno. En Escocia, los clanes de antaño solían decir que las luces danzantes les llevaban a encontrarse con su destino. En la Edad Media, sobre todo en las regiones inglesas, existía la fuerte convicción de que estas bolas de fuego, eran provocadas por hadas o incluso que podía tratarse de la presencia de las mismas.

En las leyendas

Las leyendas celtas establecen la formación de estas luces, como la energía emitida por seres élficos, criaturas muy ligadas a su folclor. Por otra parte, las tradiciones húngaras les asignaron el nombre de lidérc, y les describían como bendiciones que auguraban grandes riquezas a quien fuera capaz de crearlas, por medio del uso de un huevo de gallina negra.

fuegos fatuos, duendes y fantasmas

Terrores fatuos

Posteriormente se extendió la afirmación de que estos fuegos fatuos, no eran más que las almas errantes de personas que aún no han encontrado el camino al más allá. Algo que contribuyó a difundir en gran medida este hecho, es el avistamiento de las luces en lugares previos a la muerte de una persona.

En 1902 por ejemplo, varios individuos escoceses fueron testigo del avistamiento de un fulgor fantasmal en lo alto de una colina, donde más tarde hallaron el cadáver de una mujer metido en una barrica.

Fuego fatuo en el cementerio

Sin embargo, algo más increíble había tenido lugar en el año 1890, en el cementerio de Silver Cliff, Colorado. Entre las tumbas que yacían erigidas sobre el lugar, podían observarse fuegos fatuos de diferentes colores, que se movían de manera intermitente. Muchas personas quisieron creer que se trataba de los espíritus de los difuntos, haciendo acto de presencia entre los vivos de esta peculiar manera.

fuegos fatuos 1

Fue tanta la fama de este acontecimiento, que todavía más de 70 años después, la revista National Geographic emitió un artículo sobre las luces de Silver Cliff, añadiendo además el avistamiento en ese entonces, de algunos fuegos azulados flotando sobre las lápidas.

Extraterrestres

Una explicación más reciente, es atribuida a presencias extraterrestres, que pretenden aseverar que los fuegos fatuos no son más que luces con inteligencia, producidas por seres del espacio exterior. Incluso se les podría confundir con auténticos ovnis.

fuegos fatuos, luces fantasmales 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *