Incidente ovni en Glasgow

incidente ovni en glasgowPor desgracia para aquellos que no dan mucho crédito al fenómeno ovni, hay que decir que los casos de avistamientos se siguen produciendo. El penúltimo de ellos, se produjo en Glasgow. Allí, un piloto tuvo un encuentro con lo extraño aunque, en este caso, se aportara una teoría que podía explicar lo sucedido.

El incidente

El hecho tuvo lugar en el mes de diciembre del año 2012. Fue entonces cuando un Airbus A320, con casi 200 pasajeros a bordo tuvo un encuentro con lo desconocido. Y es que, unos 500 pies por debajo del avión un objeto amarillo y azul hizo acto de presencia. La estupefacción de la tripulación fue máxima. Más si cabe cuando, tras hablar con la torre de control, esta le aseguró que no tenían ningún eco en el radar. ¿Cómo era posible que un objeto que estaba en aquellos momentos en su espacio aéreo no tuviera reflejo en el radar?

La explicación

Una vez se produjo el aterrizaje, el piloto de la aeronave, no dudó en ofrecer testimonio y dejar reflejado de manera oficial su vivencia. Lo consideró de vital importancia ya que, en aquel momento, vio peligrar su integridad y la del pasaje.

Sin embargo, con el paso de los días, y tras examinar diferentes pruebas, tales como testimonios de otros aviones, ecos de radar y diferentes testimonios de personas civiles se llegó a una conclusión que, si bien es cierta que puede tener cierta base lógica, no satisfizo en ningún momento al comandante que estuvo aquel día a cargo del Airbus A320.

Y es que, al parecer, lo que se cruzó en el camino de este gigante de acero fue, nada más y nada menos, que un globo de helio que un joven había lanzado, o se le había escapado, desde la superficie terrestre. Un globo que, según aseguraron las autoridades, al estar completamente cargado de helio, pudo alcanzar la altura del avión sin ningún tipo de problema.

Como es evidente, los escépticos del fenómeno ovni, han aceptado esta versión. Algo que no ha hecho el piloto en cuestión.

¿Realmente puedo un globo de helio ser malinterpretado por un experimentado piloto a bordo de un avión comercial? Quién sabe. El problema es que en ningún momento se tuvo constancia de que el objeto invadiese el espacio aéreo del Airbus y eso es algo que entra de lleno dentro del comportamiento típico de lo que llamamos objetos voladores no identificados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *