el duende maldito

El duende maldito (Pura maldad)

Te contaré del duende maldito. Si encontraste oro cerca de tu casa, y la emoción recorre tu cuerpo porque tal vez te conviertas en millonario, piénsalo dos veces antes de tomarlo, ya que un oscuro personaje pequeño, y de traje verde, puede buscarte hasta el fin del mundo para que se lo devuelvas. Este es conocido como leprechaun o duende.

Leprechaun

Los leprechaun son duendes que tienen su origen en las islas de Irlanda. Estos seres pertenecen a la mitología y al folclore de este país.

Estos seres según su leyenda pueden adoptar formas humanas que por lo general se dan como hombre de avanzada edad, y que tienen como profesión u óptico ser zapateros. Una de las cosas que más se destacan de estos seres, es que poseen grandes riquezas en vasijas llenas con monedas de oro. Según cuentan antiguas historias si eres capaz de fijar la mirada en uno de ellos ya no pueden escapar, pero si por un momento pestañeas, se habrán ido.

Duende asesino

Basada en estas historias de duendes irlandeses, nace la película de terror que pondría en la palestra a este personaje en el año 1993 que fue estrenada. Ahí podemos ver a una joven Jennifer Aniston haciendo el protagónico del film.

La película

En la película se puede ver como un duendecillo aparentemente inofensivo por su tamaño, logra hacer de las suyas cuando descubre que le falta una de sus monedas en su vasija, y va en busca de ella. Esta película a pesar de ser terrorífica también tiene algo de humor negro, viendo el lado tradicional del personaje, cuando en una escena de persecución le arrojan zapatos y él se pone a limpiarlos y olvida por un momento el deseo de matar.

El duende maldito tiene una debilidad y este es “el trébol de cuatro hojas”. Así que es mejor que lo tengas cuando lo enfrentes.

Los duendes

La presencia de un duende suele indicar la proximidad de un tesoro. Cualquier tesoro olvidado durante cien años se pone bajo la supervisión de un duende. Pero el tesoro también puede ser revelado por otras pistas.

En una casa de Gréville, una mujer que estaba acostada en su cama vio de repente a una joven aparecer en una de sus ventanas, cruzar la habitación y salir por la ventana opuesta sin hacer ruido y sin romper nada. Otras veces, esta misma mujer, despertando en la noche, vio a un hombrecito sentado en medio de la habitación girando; si ella se paraba en su cama y hablaba con él, la rueda giratoria desaparecía. Todo esto indicaba que en la casa había un tesoro escondido. Se buscó durante mucho tiempo, pero no se descubrió.

leprechaun (El duende maldito)

En algunas casas , uno se despierta en medio de la noche por un ruido terrible; las puertas se abren y cierran violentamente, se oyen cuerpos pesados que caen de las colinas. Calderas, estufas, jarras de cobre chocan violentamente. En la cocina hay ruidos de platos y vasos rotos. A la mañana siguiente, vamos a ver: todo está en su sitio, nada se ha movido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *